Normatividad


Dando cumplimiento al Acuerdo Nacional por la Seguridad, la Justicia y la Legalidad y ante la nueva realidad institucional del país, la distribución competencial entre los órdenes federal, estatal y municipal así como la ineludible obligación que el estado mexicano tiene para salvaguardar la integridad de las personas, el orden y la paz pública, es imprescindible que nuestro Estado de Colima adecue los ordenamientos jurídicos correspondientes en el esquema de coordinación institucional nacional de seguridad pública establecido por los artículos 21 y 73, fracción XXIII, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Es por ello que la dinámica de la Administración Pública Estatal hace necesario modernizar las estructuras de organización de las dependencias y organismos auxiliares, a fin de dotarlas de mayor capacidad de respuesta en el cumplimiento  de sus objetivos y en la ejecución de los planes y programas de Gobierno.

En esa tesitura mediante Decreto No. 73 se aprueba la Ley Del Sistema De Seguridad Pública Para El Estado De Colima, publicado en el ?Periódico Oficial Del Gobierno Constitucional Del Estado? el 23 de enero del 2010, en la cual se pondera la creación de un Centro de  Control y Confianza, como una unidad administrativa dependiente del Ejecutivo del Estado, para efectos de cumplir los objetivos y fines de la evaluación y certificación de los miembros de las instituciones de seguridad pública y personal operativo de los prestadores de servicios de seguridad privada.

En dicho instrumento normativo se alude a las características y condiciones de las evaluaciones de control de confianza, así como a los propósitos del ente encargado de tan trascendental labor en cuanto que se erige como valiosa herramienta para seleccionar a los mejores aspirantes a integrar las filas de las instituciones de seguridad pública, privada y de procuración de justicia.

Lo expuesto se acentúa con lo preceptuado en la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 2 de enero de 2009, donde  se dispone el imperativo de acreditación de los centros estatales de control de confianza, facultándolos en la emisión de certificados de Control de Confianza, así como la obligatoriedad de personas interesadas en ingresar a instituciones de seguridad pública y de procuración de justicia, además de sus integrantes, de sujetarse a exámenes para obtener tal certificación, de las que ha de depender su contratación o permanencia, respectivamente. 

Precisamente por lo que ha quedado dicho y a fin de proveer las herramientas necesarias para desplegar una atinente planeación, organización, integración y control, como medios para una dirección eficaz, el Centro cuenta con un reglamento interno, lineamientos y políticas que componen el marco reglamentario que regula la estructura y funcionamiento del Centro Estatal de  Evaluación y Control de Confianza.